Los juegos tradicionales de Venezuela han sido gran parte de su historia, todos los niños e incluso los más grandes, adoran estos juegos. De generación en generación, estos se han ido pasando, logrando conservarse hasta el día de hoy, donde escuelas y padres se encargan de mantenerlos vigentes.

juegos tradicionales de Venezuela

El aporte a la cultura de cada uno de los venezolanos por parte de estos juegos ha sido increíble, todo conservan hermosos recuerdos. Te invitamos a conocerlos y darte una idea de todo lo que esta genial recopilación de juegos puede enseñarte.

¿De dónde provienen los juegos tradicionales de Venezuela?

La gran mayoría de estos juegos son provenientes de las manos de artesanos, pues esta es la principal fuente de creación. Todo esto debido al hecho de que estos se realizan mayormente de materiales que se encuentran en la cotidianidad, como las ramas de árboles.

Adicionalmente, estos provienen de la mezcla de cultura entre los diferentes afluentes que se han mezclado para dar vida a la cultura venezolana. Por ejemplo, las muñecas provienen de los españoles que colonizaron. Entre las costumbres más popularizadas está la de los más pequeños creen sus propios juegos, como se verá más adelante.

¿Cuáles son los juegos tradicionales más conocidos de Venezuela?

Hay una extensa selección de juegos cuando se habla de Venezuela, algunos son más conocidos por niñas y otros por niños. Pero también existen aquellos que se encargan de entretenerlos a ambos e incluso, a los adolescentes o adultos de las comunidades venezolanas.

La perinola

Perinola

Este genial y muy divertido juguete se compone de dos piezas, primeramente, una cabeza, que, en su parte superior, lleva una cuerda. Esta a su vez, se una mediante la misma cuerda a una base, generalmente en forma de vara que encaja en un agujero debajo de la cabeza.

Muchas personas crean este juguete con latas, palos y cordeles que consiguen en casa, pues es muy divertido crearla. El juego consiste en embonar la cabeza cuantas veces seguidas se pueda, para hacer retos entre los jugadores. Finalmente, gana quien logre encajar más veces la pieza de base. Un juego divertido.

El trompo

Trompo

Un juego común entre los talladores de madera, pues es una estructura semicircular que en una parte se le da forma de punta. En ella, se coloca por lo general un clavo, tornillo o punta roma de metal, con la cual, se considera que el trompo “baila” o gira.

Este juego consiste en enrollar el trompo con un cordón, para luego lanzarlo con fuerza y hacerlo girar rápidamente sobre su propio eje. En ocasiones la punta se hace con clavos para crear juegos donde el ganador deberá fracturar el trompo de su contrincante. Actualmente se elaboran con plástico en su mayoría.

El gurrufío

Gurrufío

De los juegos tradicionales de Venezuela, el gurrufío es uno de los más interesantes, se crea con una pequeña lámina de bordes redondeados. Esta puede estar hecha de madera, metal o plástico, en el centro, se le hacen dos agujeros, con la intención de pasar por ellos un cordel.

Para jugar, el cordel se hace girar, para que al dar vueltas la lámina, esta suene como un silbido suave. Las láminas de metal pueden hacerse con un poco de filo, pues uno de los juegos más comunes consiste en cortar el cordel del contrincante. Es un juego que divierte a todos.

El yo-yo

yoyo

Un juego con una gran cantidad de usos, principalmente, este se compone de un par de placas circulares, con un peso y medidas iguales. Estas se unen entre ellas con una pequeña cuña, en la cual, se ata un cordón bastante largo, que, por lo general, suele ser fino y de pabilo.

La diversión está dada por atarse el cordel sin apretarlo, en un dedo, luego, lanzar la estructura con la finalidad de se devuelva. Esto sucede por el cordel, que se desenrolla al bajar y se enrolla al subir, logrando que el cuerpo del yo-yo vuelva a la mano.

El papagayo

Papagayo

Conocido más comúnmente como cometa, este juego viene de la creación de los más pequeños, mezclando elementos de reciclaje mayormente. Su cuerpo consta de dos a seis varas de madera que se atan de formas diferentes para darle una estructura. Además, se le coloca papel de seda para darle la posibilidad de volar.

A todo esto, se suma una cola que normalmente se hace con retazos de tela, que le brinda estabilidad al papagayo. Finalmente, se le ata un cordel largo, con el cual se deja volar hasta lo más alto, con la intención de que el viento lo sustente.

Las metras

Metras

Entre los juegos tradicionales de Venezuela destacan muchísimo las metras, estas son pequeñas esferas hechas de vidrio o incluso porcelana, aunque pueden verse de madera. Es un juego muy común y actualmente se pueden conseguir metras de muchísimos colores y estilos, incluso, algunas tienen detalles con formas variadas.

Hay muchísimas maneras de jugar con estos elementos, algunos las hacen chocar, las lanzan a distancias, las golpean entre sí y más. Es uno de los juegos más conocidos por toda la comunidad venezolana y se ha convertido en un icono cultural de gran representación.

Muñecas de trapo

Muñeca de trapo

Para muchas niñas estas fueron sus primeras muñecas, elaborados mayormente a mano y con retazos de telas, estas son muñecas que normalmente hacen las madres. Son un elemento que pasa de generación en generación, cambiando su vestimenta y aspecto con el pasar de los años y adaptándose a todas las niñas de una familia.

Son muñecas que por lo general representan a integrantes de la familia o simplemente provienen de la imaginación de quienes las crean, como las abuelas. Su cabello se hace con estambre, su cuerpo con tela y generalmente se rellenan con retazos o relleno para cojines y peluches.

La zaranda

La zaranda

Para los niños originarios de los llanos venezolanos, la zaranda es el juego tradicional más divertido. Consiste en un juguete realizado con una totuma y palito que lo atraviesa. En la parte superior se enrolla una cuerda para poder girarlo. Cabe destacar que también puede hacerse con madera moldeada.

Las rondas

Las rondas

Generalmente, las niñas son quienes juegan a las rondas. Es muy fácil, todas hacen un círculo, se agarran de las manos y cantan canciones tradicionales de la región. Por ejemplo, en algunos lugares cantan La Señorita, La Víbora del Mar o Arroz con Leche. Pero, como ya se mencionó, varía dependiendo de la zona. De igual modo, es un juego muy divertido jugado en escuelas o plazas. 

El palo ensebado

El palo ensebado

Sin duda un juego muy divertido. Con el palo ensebado los niños buscan divertirse sin control en cualquier momento del día. Lo que deben hacer es trepar un poste o palo que haya sido engrasada para que la dificultad de la actividad sea mayor. Quien llegue a la cima será el ganador.

Carrera de sacos

Carrera de sacos 2

Aunque pueda parecer un juego del campo, en realidad es una actividad muy divertida para los niños. La idea es que los participantes entren en un saco sostenido con sus manos para avanzar saltando sin que se les caiga el mismo saco. Por supuesto, quien logre llegar a la meta será el ganador.

La candelita

La candelita

Es un juego divertido y muy fácil. Los participantes se esconderán (4), después un quinto niño vendrá a preguntar «Una candelita» y los demás responderán «por allá fumea» mientras señalan a cualquier participante. Mientras tanto, el buscador va hacia la candelita y los demás se cambian de sitio para que no los encuentre. Ahora bien, quien se quede sin árbol para esconderse será el próximo en buscar la candelita.

El «quemaito»

El quemaito

Es un juego básico pero muy típico en todas las regiones de Venezuela. Los participantes se lanzarán una pelota mientras todos corren hacia la base. Quien quede de último y lo toque la pelota deberá cumplir una penitencia.

La lleva

La lleva 2

El objetivo es escoger un niño quien «la lleva». Librará su rol tocando a todos los participantes. Todos juegan hasta que se cansen porque el juego se repite una y otra vez.

El escondite

El escondite

Sin duda, es uno de los juegos más tradicionales en todas las regiones del país. La idea es hacer un equipo; habrá una persona que cuente hasta un número en específico mientras los demás se esconden. La idea es que quien busque no encuentre a los demás, pero quien sea encontrado deberá correr hasta la base y tocarla, de lo contrario, será el próximo en contar. 

La gallinita ciega

La gallinita ciega

Este juego hace alusión a la historia de un caballero francés que quedó ciego en plena guerra y siguió luchando sin importarle nada más. Entonces, el juego consiste en escoger una persona para que sea la gallina; se le vendarán los ojos y caminará por toda la zona. Los demás participantes deberán tocarlo y evitar que los atrapen.

El avioncito

El avioncito

A todos los niños venezolanos les fascina este juego. Consiste en dibujar una especie de avión con números en el suelo, con una tiza. Luego, lanzan una piedra y deberán pisar con un solo pie los cuadros correspondientes hasta llegar al recuerdo donde haya caído la piedra.

Piedra papel o tijera

Piedra papel o tijera

Todo el mundo conoce este juego. Se juega en pareja y cada un debe poner la mano de espalda y decir «piedra, papel o tijera», al terminar la frase deberán sacar alguna de las tres. De allí escogerán el ganador. Es preciso saber que el papel come la piedra, piedra come tijera y tijera le gana a papel.

Juegos tradicionales de Venezuela, una cultura de cientos de años

Como se comentó anteriormente, algunos de los juegos tradicionales de Venezuela son producto de las mezclas de culturas que existen en su territorio. Muchos aspectos fueron heredados de los españoles que colonizaron el territorio; pero otros, son producto de la imaginación de los indígenas que habitaron y habitan aún algunos territorios del país.

La mayoría de los pequeños que crecen en el territorio venezolano conoce casi todos estos juegos, siendo símbolo de orgullo para los mayores. Toda la tradición de un país resumida en la risa y la diversión de sus niños, con juguetes creados a base de lo que la tierra puede ofrecerles.

4.2/5 - (5 votos)

Por Jose

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.