Agapornis

El agapornis es una pequeña y enérgica ave de colores alegres, son también llamados “inseparables” por ser un excelente compañero domestico,  a continuación te enseñamos la mejor información acerca de la clasificación taxonómica de esta maravillosa ave.

Agapornis

Índice de contenidos

Taxonomía del Agapornis

Reino Animalia
Filo Chordata
Clase Aves 🐦
Orden Psittaciformes
Familia Psittaculidae
Subfamilia Agapornithinae 🐦
Género Agapornis
Nombres que recibe Agapornis, inseparable, inseparable de Namibia, pájaro del amor y lorito del amor
Nombre en inglés Lovebird ❤
Peso 28 a 60 g ⚖
Tamaño 13 a 16 cm
Origen África 🌎
Esperanza de vida 10 a 20 años 💓

Tipos de Agapornis

Aquí tendrás una lista detallada de los Agapornis clasificadas de acuerdo a su tipo:

¿Qué es un agapornis?

Su nombre deriva del griego ágape que expresa “afecto o amor” mientras que ornis significa pájaro, por esta razón son considerados como el mejor e inseparable compañero para las personas. Perteneciente a la familia Psittaculidae, tenemos al agapornis roseicollis, quien es natural del continente africano.

Estas aves para poder vivir armoniosamente requieren convivir en pareja (macho y hembra), ya que eso les permite poder acicalarse el plumaje, acurrucarse juntos y ser sociables entre ellos.

Cualitativamente se puede decir que son aves muy peculiares y fenotípicamente poseen un plumaje muy vistoso y alegre siendo su carácter distintivo su corta cola, se puede decir que estos loros no son de gran tamaño, pueden llegar a medir entre 12 cm y 18 cm en edad madura, tomando en cuenta de que especie se trata. Dentro de este género encontramos 9 sub especies de agapornis.

¿Cómo suele comportarse un agaporni?

Inseparables

El comportamiento de un Agapornis va depender de su estado de ánimo, por lo general son bastante amigables y confiados con las personas, del mismo modo que con otras aves con las que convive, sin embargo su humor puede variar dependiendo si se sienten amenazados y como mecanismo de defensa reaccionen violentamente o  puedan inclusive atacar. De cualquier modo los Agapornis son aves bastantes expresivas que te harán saber como se sienten simplemente observando como se comportan.

Si un Agapornis se siente bien, alegre o feliz, basta que esté muy dinámico y enérgico con movimientos ágiles y veloces, lo observarás acicalando sus plumas, tomando constantemente baños y pronunciará sonidos durante todo el día. De igual manera si se siente bien conviviendo con otras aves, lo podemos observar suministrar comida por su pico a otros Agapornis o sencillamente interactuando entre ellos emitiendo sonidos.

Al contrario, si esta perezoso el agapornis lo demuestra estirando las patas y abriendo las alas muy esponjadas y posando con mucha naturalidad, del mismo modo demuestra mucha calma cuando echa su cabeza hacia atrás, estando en su colgadero.

Si el ave intenta manifestar soledad o tristeza será fácil detectarlo porque los movimientos serán escasos dentro de la jaula, ni querrá socializar con otras aves o el amo.

En caso que el ave este enfermo lo expresará durmiendo mas de lo normal generalmente  en el suelo de la jaula o inclusive en el nido si se trata de la hembra, con mínimos movimientos, también puede observarse pérdida del apetito, sin ingesta de agua y déficit de heces, cuando tiene las alas muy esponjadas puede tratarse de fiebre, en todo caso si el ave no se muestra con un estado de ánimo normal debe consultarse a un veterinario para conocer de acuerdo a los síntomas un mejor diagnostico y tratamiento.

Aunque estas aves son muy sociables y amistosas para identificar si un Agapornis se encuentra aprensivo o esta violento podremos observarlo batiendo sus alas resonando constantemente, también pueden volverse ariscos entre ellos rascándose las patas o picoteándose. Cuando la hembra pone huevos o han nacido los polluelos suele ponerse agresiva para evitar que le hagan algún daño a sus críos.

¿Cuánto tiempo vive un agaporni?

Vida del agapornis

Se cree que el tiempo de vida para cada ave no depende de la especie, en vez de ello su periodo de longevidad viene dada por varios factores externos como la temperatura, el clima y la alimentación, se podría establecer un promedio aproximado de esperanza de vida de 12 a 15 años, sin embargo, cada ave tiene su propio ciclo de vida algunos pueden vivir mas y otros pueden vivir menos.

El buen cuidado del ave también juega un papel importante y a decir verdad solo nos llevaría 15 minutos al día cambiar el agua proveerle el alimento, y asearles la jaula, así que será un trabajo muy sencillo brindarles un bueno cuidado a los Agapornis, por lo general son aves muy perdurables.

¿Cómo puedo saber si un agaporni es macho o hembra?

Conocer el sexo de un agapornis o diferenciar el macho de la hembra cuando tenemos una pareja de estos bellos inseparables no resulta difícil, quizá no es tan fácil conseguir sus diferencias como es el caso de otras especies, pero aquí te daremos los tips que te ayudaran a descubrir con mayor facilidad si un agapornis es macho o hembra.

Las hembras son más territoriales, lo que las torna un poco agresivas y celosas con su nido, esto debido a que ella lo construye y pasa mayor tiempo dentro de él, mientras que el macho sale a la búsqueda de comida, pudiéndose encontrar posado en ramas cerca del nido, así que por ende el macho puede ser un poco más amigable y menos miedoso con los humanos.

Físicamente los agapornis son muy parecidos, pero el pico de las hembras es más alargado y ancho, su cabeza es más redondeada mientras que la de los machos es más protuberante en la frente, los machos suelen ser más pequeños, pero con una postura erguida que los hace parecer de igual tamaño que las hembras.

Otra diferencia muy marcada la podemos encontrar en los huesos de la pelvis, en donde la hembra los tiene más separados debido a la actividad de la postura de huevos, si nuestra agapornis aún no ha puesto su primer huevo, podemos fijarnos en el anillo ocular el cual es ligeramente más ancho que el del macho.

¿Cómo puedes conseguir la confianza de un agapornis?

Ganarnos la confianza de un agapornis no será algo que lograremos de un día para otro, se requiere mucha paciencia, trabajo y constancia, pero los resultados serán estupendos, no hay nada mejor que el ave se sienta a gusto con nosotros, alimentándose directamente de la mano y pasee sobre los hombros de nosotros mientras caminamos.

Lo primero que debemos hacer, es no acercarnos mucho a él y mantener cierta distancia, ya que estar solo dentro de una jaula y en un ambiente nuevo puede causarle un poco de tristeza y temor, así que por ahora no trates de tocarlo, limítate sola hacerle el cambio de agua y comida lo más natural, silencioso y suave posible ya que un ruido fuerte o un movimiento brusco podrían asustarlo, si podemos colocar comederos y bebederos que se manipulen externamente mejor, así evitaras abrir la jaula en este primer proceso.

Pasado unos días, lo mejor es que coloques la jaula del agapornis en un lugar que nos pueda ver con frecuencia, si hay un ambiente familiar poco ruidoso sería ideal, ya que el ave empezará a sentirse con más confianza y vera que las personas a su alrededor no representan un daño para él, de esta manera podrás acercarte más fácilmente a él para cantarle y repetirle su nombre, ayudando a que se familiarice contigo y te reconozca al solo escuchar tu voz, es un proceso de días, todavía no intentes tocarlo.

Cuando ya sientes que tu agapornis te reconoce y al acercarte o al cantarle no se ve temeroso, comienza a alimentar directamente de tu mano, pero sin abrir la jaula, si no quiere comer no lo obligues, deja que él se acerque solo, si a la primera no te funciona, no desistas, sigue intentándolo. Cuando ya coma tranquilamente de tu mano puedes alimentarlo abriendo la puerta de la jaula, esto le enseñará que sin ayuda de la jaula igualmente estará protegido y no corre ningún tipo de peligro.

Sigue haciendo esto diariamente y cuando el ave termine de comer, no saques tu mano, déjala adentro de la jaula con tu dedo índice extendido, el agapornis de manera instintiva subirá a tu dedo, al principio solo por unos segundos y se bajara, ya con el paso de los días permanecerá más tiempo en tu mano.

Cuando el ave se acostumbre a tu dedo podemos sacarlo de su jaula sin ningún problema, siempre y cuando lo hagamos con mucho cuidado, puedes llevarlo contigo o dejar que poco a poco explore por sí mismo la habitación en donde lo tengas.

¿Es aconsejable sacar el agapornis de su jaula?

Si el agapornis ya está totalmente familiarizado con nosotros y se siente a gusto en nuestro hogar, no hay problema alguno en dejarlo salir de la jaula, para estas bellas aves le resulta muy entretenido volar y explorar su entorno, pero recuerda que al principio debemos tenerlo siempre a la vista y si es en una habitación cerrada mejor para evitar que se nos extravié.

Ya con el tiempo podrás dejarlo volar y andar por toda la casa libremente, aunque no está demás, mantener siempre las ventanas cerradas para evitar algún inconveniente.

La jaula debemos dejarla con la puerta abierta, ya que el ave regresara por si solo una vez se haya cansado de explorar, si deseas guardarlo antes de que él se meta voluntariamente, solo debes llamarlo y mostrarle un poco de su comida favorita y orientarlo hasta la jaula.

¿Por cuánto tiempo debería estar mi agapornis fuera de su jaula?

Esta pregunta nos las hacemos mucho al principio de la crianza de nuestra ave, pero eso dependerá solo del lazo de confianza que formen el agapornis y su dueño, ya que, si la confianza es mayor entre ellos, existe menos riesgos de que el ave se escape o sufra algún daño si lo descuidamos en algún momento.

Lo ideal sería que el ave estuviera fuera no menos de 2 horas diarias porque mientras más tiempo pase fuera de su jaula será mucho mejor, ya que esto hará que se sienta con más libertad y disfrute su vida tanto como si estuviera en su habitad natural.

¿Cómo tiene que ser la jaula?

Jaula para agapornis

Uno de los aspectos que debemos tener muy claro al momento de adquirir un agapornis, es como debe ser la jaula que vamos a adquirir, esto es sumamente importante ya que será el hogar del ave y el sitio en donde por lo general pasará el mayor tiempo de su vida por lo que debe sentirse muy feliz en ella.

Forma de la jaula

La jaula debe ser rectangular esto le permitirá una mayor libertad para volar, no debe tener paredes de plástico como usualmente vienen las jaulas tipo casita, ya que esto no le permitirá treparse por las paredes, caso contrario a la jaula con barrotes horizontales, en estas se pueden desplazar fácilmente agarrándose con su patas o el pico.  Es muy importante que los barrotes no tengan una separación de más de 1.5cm de ancho entre ellos, esto evitaría que el agapornis meta su cabeza y pueda quedar atascado provocándole una lesión o hasta la muerte por asfixia.

Tamaño de la jaula

Así como la forma, el tamaño de la jaula es un aspecto de muchísima importancia que debemos considerar, sobre todo si vamos a tener una pareja de agapornis, en este caso el tamaño recomendado seria 122 cm de largo, 76 cm de ancho y una altura de 83 cm. Si solamente vamos a tener un ave el tamaño debe ser de 61 cm de largo, 38 cm de ancho y 50 cm de alto. Estos tamaños permitirán que podamos colocarles juguetes que no interfieran con su vuelo o recorrido por la jaula.

debemos estar muy seguros si solo queremos mantener un ave o en un futuro tener el cazar, esto evitaría que hiciéramos un gasto doble innecesario.

Condiciones de la jaula

Las condiciones deben ser optimas, tanto para el manejo del agapornis como para su bienestar, por esto, es necesario que la jaula tenga dos puertas, una por la que podamos manejar el llenado de la comida y el agua, y otra un poco más grande por donde el ave pueda salir libremente sin lastimarse.

Si podemos colocar comederos y bebederos que se manipulen externamente mejor, así le hacemos saber al ave que solo existe una vía de salida de la jaula.

Es justo y necesario que dentro de la jaula el agapornis cuente con juguetes que ayuden a su distracción, así como también percheros donde se pueda subir y ejercitarse.

Su ambiente siempre debe de estar muy limpio, muchas personas prefieren que el piso de la jaula sea de plástico porque permite limpiarlo de manera más rápida, pero lo que no se toma en cuenta, es que el ave al comer puede derramar comida o agua la cual que estarán en contacto con sus heces al caer provocando condiciones desagradables para el animal y proliferación de enfermedades, es por ellos que se recomienda que la parte inferior sea de barrotes y debajo de ella traiga una bandeja removible, que podemos cubrir con papel periódico o de cocina para facilitar el mantenimiento.

¿Qué hay que poner en la jaula de los agapornis?

Los accesorios de la jaula del agapornis podemos dividirlos en los indispensables y los complementarios, conoce a detalle cuales son y qué cantidad debemos tener.

Accesorios indispensables

Aquí encontraremos el comedero y el bebedero, es importante que dentro de la jaula tengamos por lo menos un par de cada uno, sobre todo si tenemos un cazar o una comunidad de agapornis dentro de la jaula, esto evitara que a la hora de colocarles la comida se peleen o se estorben cuando coman, aunque al principio siempre buscaran el comedero que se está llenando en ese momento.

Tener dos o más surtidores de agua también es necesario, no tanto porque peleen o se estorben sino para garantizarles que siempre tengan agua, puede ocurrir que uno de los bebederos tenga algún bote y no nos percatemos, así el agapornis contara siempre con agua disponible.

Las perchas, es ideal que tengamos 2 de ellas bien ubicadas, no deben estar ni muy altas ni muy bajas, tampoco a la misma altura ni muy pegadas entre sí y con una buena separación de las paredes de la jaula, esto permite que el ave haga ejercicios y se entretenga saltando o volando de una percha a la otra y girar sin problemas si así lo de desea. Mayormente dentro de las jaulas vienen perchas de plástico, estas no son malas, pero no le permiten al ave limarse las uñas, lo ideal sería cambiarlas por unas de ramas naturales que también se venden en las tiendas o que podemos fabricarlas artesanalmente.

Si tenemos un cazar de estas bellas aves, lo más normal es que están tengas crías, por lo tanto, dentro de la jaula no nos puede faltar un nido que sea practico para ellos, hoy día en las tiendas solo debemos pedirlo como un nido para agapornis y listo.

Accesorios complementarios

Estos accesorios al no llamarse indispensables no significan que no sean importante, todo lo contrario, son fundamentales para que el ave desarrolle más sus instintos, su inteligencia, su destreza y lo más importante sea más feliz.

Entre los accesorios complementarios o juguetes para agapornis podemos encontrar una gran variedad, pero los más comunes son:

  • El columpio o balancín que viene para una o dos aves.
  • Las escaleras de colores.
  • Móviles de cuero que emitan sonidos agradables para él.
  • Cuerdas para trepar.
  • Aros colgantes.
  • Bañeras con agua, a ellos les gusta mucho bañarse y jugar en agua ya sea verano o invierno.
  • Jaulas con cubos, pelotas y aros interactivos.

Debemos saber que tampoco podemos exagerar con estos accesorios, hay que ser muy moderados, el exceso de ellos puede más bien ocasionar que el ave no se desplace con normalidad dentro de la jaula.

¿Cómo se limpia la jaula y los agapornis?

Por lo general los agapornis son muy aseadas, si las observamos bien podemos ver lo cuidadosas que son al momento de hacer sus necesidades, estas aves son muy pretenciosas y no les gusta vivir en un ambiente sucio.

De igual forma lo recomendable limpiar la jaula cada 7 días, la desinfectamos por completo tanto la jaula como los accesorios y juguetes, lo podemos hacer con agua tibia, un poquito de cloro diluido y un pañito que utilicemos únicamente para esto, después de limpiar la jaula y los accesorios, enjuagamos con abundante agua y secamos muy bien todo con una toalla.

¿Cómo bañar mi agapornis?

A ellos les encanta el contacto con el agua, por lo tanto es muy fácil bañarlos, así que no nos preocupemos mucho por sus baños, aquí te enseñare 4 formas que son muy sencillas para hacerlo.

  1. La más común es tomar al agapornis y llevarlo hasta un chorro con agua ni tibia, puede ser en un lavabo o cual grifo que tengamos en casa, lo vamos acercando poco a poco, al sentir el agua él solo se bañara.
  2. Si no temeos un grifo cerca o considera que no es apropiado para el en ese monte o solo quiere variar sus baños, coloca agua templada en un envase mediano, él solo se meterá y comenzara a divertir y bañarse, no te preocupes si toma de esa agua es muy común en ellos.
  3. Si lo acabamos de bañar y por alguna razón el agapornis se ensucio y no queremos bañarlo nuevamente porque el clima este algo frio, podemos acicalarlo pasándole un pañito húmedo.
  4. Aunque rara vez conseguimos un agapornis que no les gusta mucho bañarse, podría tocarnos uno de ellos, así que este caso podemos rociarle agua templada con un atomizador esto lo limpiara y refrescara, este método también podemos emplearlo si el ave aún no está plenamente en confianza con nosotros.

¿Dónde debe colocarse la jaula?

Quizás encontrar un buen lugar para poner la jaula del agapornis en ocasiones puede ser un reto más no algo imposible, lo primero que debemos tener en cuenta es que sea un lugar claro, pero que no le den directamente los rayos del sol, debe ser un ambiente libre de humo y tranquilo donde él pueda sentir los sonidos de otros animales y persona.

Lo ideal es fijar la jaula en una de las paredes de esa habitación que consideramos apropiada a una altura elevada donde no puedan llegar otros animales que tengamos en casa como gatos o perros, esto le dará sensación de seguridad.

¿Qué comen los agapornis?

Al igual que los seres humanos, la alimentación de un Agapornis debe ser balanceada, de lo contrario tendremos un ave infeliz, si está demasiado alimentada afectará su agilidad y rapidez y ni siquiera querrá estirar sus alas que es lo que caracteriza, y si en cambio el ave no está siendo alimentada correctamente la veremos triste y sin ánimo.

Saber exactamente qué clase y cantidad de alimento debe consumir diariamente un ave no es nada complicado, los expertos sugieren que su dieta esté compuesta de varios tipos de semillas en primera instancia el alpiste con un mayor porcentaje (38%), mijo blanco y amarillo (26%), y en igualdad de proporción semillas de cártamo, caña, mijo rojo, alforfón, linaza, (22%) combinados con avena pelada y grosella negra (10%).

No obstante, los Agapornis deben consumir otro tipo de alimentación para garantizar un óptimo funcionamiento y una buena calidad de vida, entre estos alimentos tenemos las frutas que si bien aportan muchos nutrientes les permitirán tener una mejor salud y sanidad al animal, aunque en ocasiones sea un poco difícil de a su dieta diaria con el tiempo la irán aceptando y les gustará pues es lo que consumían estas aves en sus propios hábitats.

Como se dijo en un principio la alimentación debe ser muy equilibrada y la forma en como se deben ser incorporados a su rutina estas frutas y algunos vegetales sería dárselas tan solo 2 o 3 por semana, entre los vegetales y frutas que podemos suministrar a los Agapornis son: lechuga, granos de maíz y judías, pera, manzana, fresa, papaya, naranja mandarina por nombrar algunos esto debe facilitárselos ya picado pues su pico es corto y en trozos grandes no podrá comerlo con comodidad.

Debo hacer una mención especial y acotar que la alimentación de un Agapornis joven y otro en edad madura puede variar, cuando tenemos críos pequeños se les debe suministrar pastas de cría que contienen probióticos ideales que van a favorecer la formación de un buen aparato digestivo y mejorar su sistema inmunológico para fortalecerlos contra infecciones además de reforzar su crecimiento y desarrollo. En el mercado hay muchas marcas por lo general no son costosas, no intente realizarlo en casa ya que no tendrá la misma composición y estaría jugando con la alimentación de un ave pequeña e indefensa.

¿Que no debe comer un Agapornis?

Así como tenemos un gran numero de alimentos permitidos tenemos otros que pudieran causarle un daño directo o indirecto al ave sin previo aviso que van desde un malestar o hasta inclusive ocasionarle la muerte. De los alimentos que son un gran NO en la dieta de un Agapornis tenemos los siguientes vegetales la auyama o calabaza, el aguacate, las papas y el perejil, de las bebidas no permitidas en primer orden son el café, las gaseosas, el alcohol o licores y finalmente las golosinas como el chocolate, caramelos masticables, además de la comida salada que es otro de los alimentos prohibidos.

Un Agapornis solo debe consumir para hidratarse agua, no puede reemplazarse con ningún otra bebida como la leche, ya que el acarrearía serios problemas digestivos al ave.

¿Como podemos tener a un Agapornis sano?

Aparte de la alimentación, el brindarle vitaminas le otorgará al ave un buen desarrollo sobre todo cuando esta en pleno crecimiento y muy importante en temporada de reproducción. La mejor forma de proveerles las que son tipo gotero es al hacer el cambio diario del agua en dosis pequeñas para evitar que nuestro Agapornis no se de cuenta y las aborrezca si se trata de calcio, solo basta con introducir una pastilla a la jaula y amarrarla desde fuera de la jaula. En el mercado existen diversas marcas comerciales lo ideal es consultar con el veterinario o con los asesores agropecuarios que siempre aportan información valiosa para el cuidado del ave.

¿Qué enfermedad puede tener un agapornis?

Todo ser vivo esta propenso a enfermedades unos en mayor o menor medida, lo importante es saber como detectarlas a tiempo o prevenirlas ya que algunas pueden ser mortales. Aunque esta ave es muy resistente a enfermedades aquí te dejo un listado de las enfermedades mas comunes y los síntomas que puede presentar para saber cuando esta enferma.

Dentro de las enfermedades respiratorias podemos incluir la acariosis, el resfriado, el asma y pulmonia.

Resfriado

Un Agapornis  puede tener un refriado cuando observamos al ave con cierta dificultad para respirar, emisión a través de las fosas nasales de moco y sus plumas un tanto revueltas, e inclusive falta de apetito, el motivo es muy fácil seguramente el lugar en donde esta ubicada el ave la atraviesan corrientes de aire o esta en un espacio con cambios de temperatura repentino, de ser así rótelo a una área mas serena y con una temperatura uniforme, tenga en cuenta que si no lo detectamos a tiempo puede convertirse en una enfermedad mas seria como la pulmonía lo bueno es que se puede curar con antibióticos y limpiando  las fosas nasales con gasa y darles suero fisiológico

Acariosis respiratoria

Es una enfermedad que afecta las vías respiratorias y es causada por ácaros ubicados a nivel de la mucosa de la garganta donde se hospedan y se reproducen la forma detectarla es a través de la observación, si al ave se le ve respirando lentamente o le cuesta hacerlo, tiene fatiga  y además los sonidos que emite parecen ásperos, esta adormecido y tiene las plumas ahuecadas, entonces el ave puede estar padeciendo esta enfermedad, su tratamiento es a través de antibióticos y en pocos días puede estar sanado.

Asma

Un lugar donde hay humedad y poca aireación facilita la proliferación de hongos y bacterias en el ambiente si su pequeño pájaro tiene dificultades para inhalar y exhalar es probable que tenga los síntomas de asma, lo mejor será retirarlo a un lugar con mas aireación, sin humedad y con buena iluminación  luz y colocarle el antibiótico en el agua o el comedero para eliminar la infección.

Pulmonía

Esta enfermedad respiratoria es ocasionada por cambios bruscos de temperatura y por corrientes de aire lo que ocasionará al ave mala respiración y mucosidad en las fosas nasales, para curarla podemos darle antibióticos en el agua, junto vitaminas y en pocos días estará sano de nuevo.

A los Agapornis las enfermedades digestivas e intestinales pueden afectarlos de varias formas estas son las más comunes son disentería, salmonelosis, coccidiosis, colibacilosis y enteritis.

Disentería

La disentería es causada por varios factores, vegetales en mal estado o muy maduros y en exceso, también por corrientes de aire, el ave puede producir heces muy blandas tendrá un comportamiento un tanto nervioso al momento de comer hasta puede verlo picotear los alimentos y con el plumaje ahuecados, por suerte esta infección se cura con solo colocar vitaminas en la comida y el agua y reducir por el momento el suministro de frutas y verduras.

Salmonelosis

Esta es una de las enfermedades del estomago que es originada por la ingesta de alimentos contaminados infectados o se debe a la picadura de un insecto portador de la enfermedad, los síntomas mas frecuentes son diarrea de heces muy blanda, falta de apetito sed y suele colocárseles el vientre inflamado. Si su ave tiene estos síntomas lo mas recomendado es llevarlo a un veterinario para que recete la dosis de antibiótico y poder contrarrestar la enfermedad.

Coccidiosis

La coccidiosis suele ocurrir cuando hay un mala higiene de los alimentos y en la jaula donde habita el Agapornis, esta infección es producida por parásitos que se hospedan en el intestino, la forma de contagio es a través de la comida y la sintomatología más comunes son heces con sangre, la mejor forma de prevenir esta enfermedad es teniendo una buena higiene de los alimentos y debe desinfectar la jaula y los accesorios dentro de la jaula. De igual manera el mejor tratamiento debe ser consultado con el veterinario.

Colibacilosis

Es una enfermedad mortal que es producida por un patógeno que se desarrolla en el suelo y el agua, si su Agapornis comienza perdiendo el apetito, duerme durante todo el día y luego presenta diarreas es probable que sea afectado por esta terrible infección, lo más aconsejable es llevarlo al médico prontamente y esperar que le asigne el mejor tratamiento para curar esta enfermedad.

Enteritis

La enteritis es una inflamación causada por parásitos intestinales, cambios en el clima del ave repentinos, comida en mal estado y estrés, para detectarla notará que el ave se mueve con bastante lentitud, tiene sed constante y falta de apetito, la forma de prevenir la enfermedad es teniendo un buen cuidado del ave y condiciones apropiadas del medio donde habita así como higiene en los alimentos. Para curar dicha enfermedad se podemos aplicar antibióticos en el agua.

Otras enfermedades

Muda anormal

Existen 2 razones para que el ave se desplume deformemente en varias partes del cuerpo la primera es que corresponda a un cambio de plumaje erróneo por mala alimentación y la segunda es que el ave se sienta muy solo y deprimido, esto puede resolverse muy fácilmente brindándole afecto al ave y una buena alimentación además de un poco de polivitamínicos en el agua.

Parásitos externos

Es causada por piojitos y ácaros, inclusive por parásitos externos, si observa al ave con estos indeseables animalitos la mejor forma de erradicarlos es con una correcta higiene del pájaro y la jaula, puede rociar anti acaricida en la jaula y los lugares donde más repose el ave.

Psitacosis

Esta enfermedad es viral, no tiene un causal aparente suele aparecer de repente, es poco común y afecta tanto a las aves como a los seres humanos puede llegar a ser mortal, presenta síntomas de somnolencia, falta de apetito, mucha sed y alteraciones en su sistema nervioso poniéndolo muy inestable. Por desgracia no tiene cura, si el ave sobrevive será portador del virus pudiendo afectar a otras aves como a los seres humanos. El mejor tratamiento es erradicar al ave enferma, jaula y juguetes, cualquier otro tratamiento será inútil.

Picaduras

Son ocasionadas por mosquitos, estos suelen afectar la zona de las patas del Agapornis causando hinchazón, podemos evitar las picaduras colocando algún material q proteja la jaula o rociar con insecticida cerca del área donde habita el ave.

¿Qué pasos debo seguir para entrenar un agapornis?

Adiestrar un agapornis no resulta tan complicado, tan poco puede decirse que es una tarea simple, pero con constancia, dedicación y un par de sesiones diarias de entrenamiento podremos lograr que en poco tiempo aprenda varios trucos.

A estos bellos inseparables son muy inteligentes, debemos comenzar a entrenarlos a edad temprana, preferiblemente antes de que cumplan 3 meses de nacidos, ya que en esta etapa su receptividad y su aprendizaje es más acelerado, algo que nos ayudara mucho es que el ave si sienta en plana confianza con nosotros.

Al inicio quizá sea un poco más difícil el adiestramiento, pero una vez que podamos tener toda la atención del ave veras lo rápido que aprenderá los primeros trucos, el entrenamiento lo debemos iniciar dentro de su jaula así lo iremos estimulando y cogerá confianza para montarse en tu dedo y comer de tu mano, atender y venir cuando lo llamemos por su nombre.

Una vez lo saquemos de su jaula para entrenarlo otras cosas, debemos mantener las puertas y ventanas cerrada para evitar que se no vaya, aquí podemos comenzar a enseñarle a beber agua del vaso que este en la mesa, que recorra la mesa de un costado a otro, podríamos enseñarle a subirse a nuestra cabeza u hombro, usualmente nos mostrara su cariño suaves picotazos, muchas personas también les enseñan a comer desde su propia boca.

Es bueno recompensarlo, dale un alimento que le guste mucho y que no lo coma con frecuencia, esto lo estimulara a hacer los trucos cada vez mejor.

Si ves que el inseparable después de hacer muchas veces un mismo truco ya no se siente tan animado como en el principio, déjalo descansar puede que se haya aburrido o este cansado.

Si notas que ave hace movimientos bruscos y te picotea muy fuerte, rápidamente dile NO y llévalo a su jaula, esto le enseñara que hay cosas que no debe hacer, suele pasar los primeros días de entrenamiento.

Nunca debemos tomar a la fuerza a estas bellas ni obligarlas a hacer cosas que no quieren, tampoco privarlas de hacer algún truco que quieran mostrar, si él quiere volar alrededor de la mesa para llamar la atención, déjalo, esto permitirá que se sienta más en confianza ya que la libertad de hacer las cosas lo llenan de felicidad.

¿Qué necesitas saber sobre la crianza de los agapornis?

Primero, debemos tener un nido para el agapornis, estos son un poco más grande que lo de los periquitos, internamente lo podemos acondicionar con hojas, ramas, trozos de papel, esto ayudará a que los huevo se mantengan firme y absorberá los desechos de los polluelos.

Una vez apareados los inseparables, la hembra se ira a su nido y en máximo de 10 días pondrá su primer huevo, el agapornis pude poner hasta un máximo de 6, de manera interdiaria.

El proceso de incubación de entre 20 a 25 días después de esto empezaran a eclosionar los huevos, tengamos en cuenta que este proceso puede tardar unas 24 horas hasta que el polluelo se encuentre totalmente fuera de la cascara, durante este momento de ser lo más cuidado y silencioso posible cuando nos acerquemos a la jaula para evitar que ellos se estresen.

Es normal que durante todo este proceso la hembra se ponga algo agresiva y celosa, así que no te asuste si ves algún comportamiento extraño, es solo su instinto de madre protectora, ella siempre querrá estar dentro del nido y macho la alimenta durante toda la gestación.

En los primeros 15 días los pichones son muy frágiles y deben ser alimentados exclusivamente por los padres. Pasado este tiempo podemos empezar a tomarlos alimentarlos, acariciarlos y darles cariño, esto permitirá que las aves se acostumbren rápidamente a nuestro contacto sean más dóciles.

Cuando las aves tengan 2 meses de nacidas comienzan a ser totalmente independientes, así que podemos llevarlas a otra jaula sin problemas.

¿Qué más necesitas saber para cuidar bien de tus agapornis?

Como recomendaciones finales podemos darte unos últimos consejos para garantizar un excelente cuidado a tu ave.

Cuando vayamos a entrenarlo debemos evitar exceder los 25 minutos diariamente para no fatigar al ave, con esto bastará para que el Agapornis este feliz y se desarrolle con un clima afectuoso.

Es sumamente importante no hacer saber al ave que puede amedrentarnos con el pico al suministrarle alimentos con la mano, lo ideal sería esperar el momento justo para darle de comer al ave sin correr el riesgo de ser picoteados.

Si estas intentando crear una conexión debes tener una actitud tranquila, el ave es muy inteligente y sabe detectar si las personas están nerviosas y terminaras contagiándola de tus propios nervios. Del mismo modo evita gritarlos o causarles algún tipo de daño, para no generarle al ave un trauma innecesario.

Una vez el ave tenga la confianza para salir de su jaula y realizar todas las actividades de interacción con su dueño establécele un horario apropiado, se recomienda que el Agapornis pase mínimo 20 horas dentro su jaula para que se adiestre correctamente.

Leave a Reply