Agapornis Cana

¿Si estás pensando tener a tú cuidado una especie de agapornis y aún no te decides por cuál? Aquí te dejo la más completa información sobre la agapornis cana, un ave pequeña, muy hábil y con un plumaje brillante, que es considerada una de las mejores del mundo. Si quieres conocer sobre sus condiciones de vida, su lugar de procedencia y más, no dejes de leer todo lo que tenemos para ti.

agapornis canus

Taxonomía del Agapornis Canus

Reino Animalia
Filo Chordata
Clase Aves 🐦
Orden Psittaciformes
Familia Psittaculidae
Subfamilia Agapornithinae 🐦
Género Agapornis
Nombres que recibe Agapornis Cana, inseparable, inseparable de Namibia, pájaro del amor y lorito del amor
Nombre en inglés Lovebird ❤
Peso 28 a 60 g ⚖
Tamaño 13 a 16 cm
Origen África 🌎
Esperanza de vida 10 a 20 años 💓

¿Dónde vive?

En la actualidad es muy poca la información disponible respecto al origen de ésta maravillosa ave, puede decirse que el agapornis cana es una especie proveniente de Madagascar y le gusta vivir entre los campos, selvas y palmeras, del mismo modo que en bosques talados, arrozales y en ocasiones algunas especies pueden preferir la ciudad para residir.

Por muy ambiguo que parezca, a pesar de que ésta ave es muy hermosa y que su comercialización es muy normal incluyendo su captura, es una de las especies que menos buscan para tenerla en cautiverio.

¿Cómo es el agapornis cana?

Con respecto a su aspecto ésta especie mide unos 13 centímetros como máximo y pesa entre 30 y 36 gramos, siendo considerada dentro las agapornis una de las aves más pequeña.

En su cuerpo predomina una tonalidad verde que se va intensificando en la zona posterior pero que se vuelve un poco más amarilla hacia la parte del vientre, mientras que el pecho, la cabeza y la nuca posee un color gris blanquecino, lo que le da al ave su nombre, en ocasiones puede tener algunos toques amarillentos.

Sus alas son blancas en la remera haciéndolas resaltar sobre el tono brillante del resto de su cuerpo, solo cuando está volando se puede notar que la parte inferior de sus alas son de color marrón oscuro y su cola es de tono verde.

Sobre sus alas se evidencia una línea amarilla, uno de los caracteres distintivos de ésta especie, el iris de sus ojos es marrón, mientras que su pico y patas son de color gris a diferencia de otros agapornis.

Afortunadamente no resulta difícil distinguir a la hembra del macho puesto a que la hembra adulta no posee manchas grises y la zona inferior del ala oculta es de color verde o marrón negruzco. Las especies jóvenes suelen ser muy parecidas a las adultas, salvo que sus colores son tamizados, siendo su nuca gris verdosa o inclusive blanquecina, cambiando de color conforme a que el ave va creciendo.

¿Cómo tenerla en cautiverio?

Aunque no es un ave muy comercial, no es un desafío imposible tener un agapornis cana en cautiverio, si lo que buscas es sacarle cría lo más fundamental es cuidar de su alimentación durante los meses en que comienza la reproducción, en lo que debes proveerles de una combinación entre semillas, pinzones germinadas y pequeñas cantidades de pasta de huevo, mientras que en el resto de los meses se les puede suministrar semillas secas, como mijo y pinzones, al igual que algunos frutos.

En relación al nido debe tener una forma de “L”, un dato importante ya que la hembra pasará mucho tiempo en él, por lo que tiene que ser lo suficientemente  cómodo para realizar el proceso de postura e incubación, sus medidas deben ser 18 cm de largo por 13 cm de ancho y 14 cm de alto.

¿Cómo tienen que ser su jaula?

Bastará solo con una jaula de tamaño estándar ya que es un ave muy pequeña sus medidas deben ser de 60 cm de largo y 60 cm de alto. Lo recomendable es que el suelo de la jaula esté provisto de arena para facilitar su limpieza, sus barrotes no deben tener una distancia mayor a 1 cm, cabe destacar que a estas aves no les gusta sentirse encerradas por lo que debes evitar que la jaula tenga forma ovalada o de casa, lo ideal es que sea cuadrada o rectangular y colocar dentro una cantidad apropiada de juguetes.

Al momento de sacar al ave de la jaula no tendrás mayor dificultad de lograrlo ya que el agapornis cana no presenta problemas de confianza, sin embargo es un espécimen que no está tan familiarizado al contacto humano, lo mejor será adaptarlo poco a poco a tu presencia, la primera vez que lo dejes salir cierra ventanas y puertas para impedir que se escape, para motivarlo a volver a la jaula debes colocarle dentro la comida que más le guste.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *