Agapornis Lilianae

El agapornis es una de las especies más deseada para los amantes de las aves, y es que ¿Quién puede resistirse a su encanto? Y mucho menos al del Agapornis lilianae una de las especies más populares, así que si estas por adquirir uno acompáñanos a descubrir todo acerca de ellos.

Agapornis Lilianae

Taxonomía del Agapornis Lilianae

Reino Animalia
Filo Chordata
Clase Aves 🐦
Orden Psittaciformes
Familia Psittaculidae
Subfamilia Agapornithinae 🐦
Género Agapornis
Nombres que recibe Agapornis Lilianae, inseparable, inseparable de Namibia, pájaro del amor y lorito del amor
Nombre en inglés Lovebird ❤
Peso 28 a 60 g ⚖
Tamaño 13 a 16 cm
Origen África 🌎
Esperanza de vida 10 a 20 años 💓

¿Que tanto se sabe de éste agapornis?

El origen de ésta ave es algo incierto, aunque muchos especialistas apuntan a que es el resultado de una mutación del agapornis fischeri, una especie con la cual posee gran similitud.

El agapornis de Lilian como se le conoce comúnmente, se encuentra con facilidad en el oriente del continente africano, específicamente al noroeste de Mozambique, Malaui y al sur de Tanzania. Ésta ave a través de un Proyecto de Investigación dirigido por la Universidad de KwaZulu-Natal ha sido estudiada con la finalidad entender mejor su ecología y ayudar a su preservación,  ya que en la actualidad vive bajo la protección en distintos parques nacionales, debido a la pérdida significativa de su hábitat a causa de las explotaciones agrícolas.

¿Cómo es ésta ave?

El agapornis Lilian posee características similares a la especie Agapornis fischeri, por esta razón es común confundirlos, ya que ambos tienen una longitud de 14 centímetros, un peso aproximado de 50 gramos, aunque en ocasiones se puede encontrar mutaciones que se acercan a los 60 gramos.

Su cuerpo por lo general es de color verde intenso mientras que sus alas son de una tonalidad verde oliva, su pecho tiene un degradado un tanto amarillento. Su pico es rojo intenso, el anillo ocular es muy notable por su color blanco y sus patas son grises.

Pero también tiene características más específicas que lo hacen diferenciar con facilidad si se le observa con detenimiento. En su rostro presenta una especie de mascara de tonalidad rojiza y el abdomen es de color verde.

Existen mutaciones en donde se puede observar variedades con el plumaje azul, el pecho gris y la cabeza negra.

Para conocer si un agapornis macho ya es adulto o aún es joven, se debe observar tanto el pico como el plumaje, ya que ambos son de una tonalidad más intensa cuando alcanzan la adultez.

Pero conocer el sexo no es una tarea tan sencilla, debido a que ésta especie no presenta dimorfismo sexual, así que según muchos especialistas la única manera de diferenciarlos es mediante los huesos de la pelvis, estando más separados los de la hembra. La forma más rápida sería una prueba de ADN.

El Agapornis lilianae tiene un comportamiento muy tranquilo y sociable con sus cuidadores y con su pareja, algo que cambia con las aves de otras especies con las cuales es territorial tornándose un poco agresiva.

¿Cómo cuidarlo?

Mantenerla en cautiverio es fácil, lo primero que debes adquirir es una jaula que sea lo suficientemente grande, con al menos 1 metro de largo para que el agapornis se mueva con tranquilidad, además de colocarle varias perchas de madera natural para que vuele de una a la otra.

El clima ideal para ellos es de unos 15 °C, y en caso de estar en una zona que sea muy caliente, la jaula debe estar en un lugar donde no reciba de forma directa los rayos del sol de la tarde, ni ráfagas de viento frío por las noches.

Su alimentación se basa en semillas de todo tipo, pero lo mejor es darle una combinación de avena, mijo, cáñamo y panizo en rama, el cual le encanta comerlo.

En ocasiones puedes darle trozos pequeños de frutas como sandía, naranja, plátano y fresas, además de zanahoria, tomate, espinaca y lechuga, pero recuerda lavar todo muy bien antes de dárselo. Suministrarle periódicamente un suplemento vitamínico también le sentará muy bien.

Aunque ésta ave es fácil de cuidar, su proceso reproductivo es un poco complicado, aún para los criadores expertos, algo que se ha visto reflejado en la disminución poblacional de ésta especie, de hecho hoy día resulta bastante difícil conseguir a un agapornis de Lilian de anillo ocular blanco, debido al bajo porcentaje de fertilidad que presenta los huevo que pone.

5/5 - (1 voto)

Leave a Reply